4D-Lab icon

Vale la pena interpretar los sueños?

Bueno, aquí tenemos unas interpretaciones que flotan por la Internet sobre los sueños y su significado. En verdad, hay una variedad inmensa de interpretaciones de sueños sin que sepamos su origen ni su veracidad. Sigmund Freud, considerado como el padre del psicoanálisis, consideraba que todo sueño es interpretable, es decir, que puede enconcontrase un sentido a cada uno de ellos. Freud se preguntaba porqué hay deformaciones en los sueños, y por qué los sueños no se expresan en forma directa y sin deformaciones. Parece ser, de acuerdo a él, que estas deformaciones son intencionales por la censura que el sujeto ejerce contra la libre expresión de sus deseos.

Sin embargo, a la luz de la medicina moderna, los sueños pueden estar conectados a la salud del que sueña y no necesariamente con un significado abstracto y esotérico. Ejemplo de esto es el estado de ansiedad o estrés del individo antes de acostarse. Además, el nivel de azúcar en las personas diabéticas puede influir sobre sus sueños.

De todas maneras, soñar no cuesta nada --como dice el refrán-- y a tono con eso, a continuación tenemos unos breves seños ilustrados con comentarios, para hacerlos más amenos.

Soñar al amanecer el canto de un gallo es un buen presagio, pues simboliza la alegría de vivir, sin importar los obstáculos que se presenten en su camino. Soñar el color azul es una advertencia contra esperanzas engañosas y que no conducirán a ninguna parte. Soñarse volando sobre un bosque verde sugiere que pronto realizará sus deseos. Soñar caballos salvajes pastando tranquilamente insinúa éxito cercano en lo que se esté trabajando. Soñar con un conejo o liebre de color blanco es presagio de éxitos y suerte a nivel profesional y laboral. Un cuerpo idealmente matemático sí puede ser finito e infinito a la misma vez.