4D-Lab icon

Documentos Técnicos de Riesgo de Salud Ambiental Agua y Saneamiento

Por: Ing. Oscar Cáceres López, CARE, Perú

Salud es el completo estado de bienestar físico y mental de la persona y no solamente la ausencia de enfermedades."El ciclo hidrológico del agua. Las aguas de nuestro planeta, que corresponden a los recursos no renovables, ya que es un volumen único, tienen un ciclo permanente y que empieza con la evaporación de las aguas de los océanos y lagos, la circulación del vapor de agua en la atmósfera, hasta formar nubes, continua con la condensación del vapor de éstas en forma de precipitaciones, es decir la lluvia que al caer en las partes altas del planeta, se convierten en hielo y también en aguas superficiales de los ríos, lagos y grandes embalses, los que finalmente cierran el ciclo hidrológico, regresando nuevamente dichas aguas al mar.

Una parte de esta agua superficial, se infiltra en el terreno, formando las aguas subterráneas, las mismas que pueden aflorar en forma de manantiales, galerías filtrantes, o ser extraídas mediante la construcción de pozos. Se dice que toda agua subterránea es de buena calidad, lo cual necesariamente no es cierto ya que dichas aguas pueden contaminarse antes de ser extraídas para su uso.

En este ciclo constante, el agua, por ser el mayor solvente que existe sobre la tierra, en su recorrido recoge una serie de sustancias físicas, químicas, materia orgánica en descomposición, desechos de diversa naturaleza, así como numerosos microorganismos, muchos de ellos nocivos para el hombre.

Formas de contaminación del agua para consumo humano. El peligro más frecuente, en lo que al uso del agua potable se refiere, es el de su contaminación, ya sea directa o indirecta, debido a la acción de aguas residuales, de las excretas de personas y animales y de otros tipos de aguas servidas.

La contaminación fecal del agua para el consumo humano, puede incorporar una variedad de diversos organismos patógenos intestinales, que pueden ser: bacterias, virus, protozoos y helmintos, cuya presencia está relacionada con enfermedades y también con portadores de tipo microbiano que pueden existir en ese momento en la comunidad. El típico caso de esta última situación, fue la epidemia del cólera que se produjo en el Perú a inicios del año 1991.

Los microorganismos patógenos intestinales se hallan diseminados a lo largo y ancho del planeta. Aquellos, cuya presencia ha sido detectada en el agua para consumo humano, incluyen entre otros: salmonellas, shiguellas, Escherichia coli, Vibrio cholerae, Yersinia enterocolítica, Entoameba Histolítica, Giardia y Balantidium coli, y Helicobacter pílori, ésta última cuya presencia en el sistema digestivo, produce úlceras y posteriormente cáncer.