4D-Lab icon

Agua Para la Vida

¿Cómo Cuidar Nuestras Fuentes de Agua Comunitaria?

Por: Proyecto Araucaria XXI Nauta / Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – Ministerio del Ambiente

El agua es un bien común, debemos poner de nuestra parte para garantizar su abastecimiento y calidad."Las comunidades amazónicas, a pesar de la fuerte y agresiva presión externa, mantienen características culturales y sociales propias. Esto se refleja en la forma de concebir y vivir el proceso de salud y enfermedad. Los posibles proyectos de agua deberían tener en cuenta estos elementos socioculturales.

A nivel comunal las enfermedades se clasifican de la siguiente manera:
- Enfermedades del frío
- Enfermedades del calor
- Daños o mal de gente
- Cutipados.

Las enfermedades del frío y el calor se relacionan con la exposición de personas vulnerables (niños, gestantes y ancianos) a cambios bruscos de temperatura, en el caso de las enfermedades del calor, además, por la ingestión de frutas calientes.

Los “daños” o “mal de gente” son provocados por lo general por otros grupos familiares con los cuales las relaciones interpersonales no son de lo más favorables.

Los “cutipados” se relacionan con la influencia de espíritus de animales, plantas o personas, sobre todo recién nacidos.

En las comunidades Amazónicas, no existe, por regla general, sistemas de abastecimiento de agua potable. Las principales fuentes de agua son los ríos, cochas y quebradas. El 70% de las familias no cuenta con letrinas sanitarias para eliminar las excretas y el 88% elimina la basura en lugares inadecuados (en los ríos y detrás de las casas), desconociendo los riesgos de la contaminación del suelo y del agua.

Algunos gusanos y otros parásitos (animales diminutos) viven en el agua, tierra o materia en descomposición. Estos parásitos pueden entrar a nuestro organismo por diferentes medios, causándonos molestias y provocando, en algunos casos, enfermedades. Los más grandes pueden verse, son las lombrices, pero la mayoría de parásitos son tan diminutos que no se ven. Estos gusanos y parásitos pueden infectar a una persona que bebe agua poco segura, come alimentos, frutas o semillas no cocinados o preparados con pocas medidas higiénicas, camina descalzo por la tierra o no se lava correctamente las manos antes de comer."