4D-Lab icon

¿Qué Sabe Usted Sobre "La Paradoja del Gran Silencio"?

Secciones de este artículo:

En el 2006, el astrofísico Alexander Zaitsev, postuló1 lo que se conoce como la paradoja SETI (SETI quiere decir Search for Extra-Terrestrial Intelligence; Búsqueda de Inteligencia Extra-Terrestre):

Dos tendencias opuestas paradójicamente coexisten en la conciencia terrestre -la búsqueda insistente de señales inteligentes de otras civilizaciones y la persistente aversión a cualquier intento de transmitir esas señales desde la Tierra hacia los probable seres inteligentes compañeros. Si eso es típico de todo nuestro Universo tales manifestaciones de inteligencia harían totalmente sin sentido la búsqueda de otras civilizaciones.

Esta paradoja ha sido también acuñada como La paradoja del Gran Silencio.

Para Zaitsev, estamos viviendo una "incomprensible esperanza de encontrar inteligencia extraterrestre mientras nos mantenemos casi absolutamente silenciosos."

Según Amir Alexander en: La Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre: Una breve historia, la búsqueda metódica de otras "inteligencias" en otros lugares del universo puede ser remontada al año 1959, con Philip Morrison y el interés de Giuseppe Cocconi en la banda de onda corta de las comunicaciones de radio.

El problema de encontrar "vida inteligente" en otras civilizaciones del cosmos tiene dos vertientes:

  • Captar alguna señal de su existencia. Esto requiere explorar el cielo en busca de algún tipo de mensaje que pueda ser enviado hacia nosotros (o a quien capte la señal). Esto también requiere discriminar entre una "señal inteligente" de todos los otros ruidos del exterior. En este aspecto de escuchar, estamos un poco activos, pero no tan activo como cuando el proyecto Ozma y otras búsquedas similares fueron financiados por la NASA y universidades. En caso de éxito en recibir alguna señal, el resultado de tal evento sería inmediata (¿alegría o caos?)..
  • Enviar señales de nuestra existencia. Para ello es necesario redactar un mensaje razonablemente simple e inteligente, la elección de una dirección de posible existencia de "vida inteligente" en algunos planetas cercanos (fuera de nuestro Sistema Solar), enviarles el mensaje, y dejar que nuestras generaciones futuras vean los resultados. Los resultados pueden tardar miles de años.

En este articulo nos enfocaremos en el segundo aspecto de la Paradoja del Gran Silencio: los mensajes enviados desde la Tierra hacia el cosmos.