4D-Lab icon

¿Qué Sabe Usted Sobre Los Árboles Lunares?

Dispersados entre los muchos Websites de la NASA, podemos encontrar cortos relatos sobre lo que son los árboles lunares.  No son realmente árboles traídos de la Luna, si no más bien, árboles que han crecido de semillas de la Tierra  que uno de los astronautas llevó en su viaje a la Luna.

Figura mostrando técnicos de la NAS examinando los trajes espaciales usados en las misiones al espacio y a la Luna.NASA fue a la Luna once veces en misiones maniobradas, seis de ellas fueron aterrizajes lunares en el período entre los tardíos 60's y 1972.

En sus misiones y viajes a la Luna, a los astronautas se les permitía llevar una pequeña cantidad de objetos y chucherías personales de su preferencia, llamados Personal Preference Kits (Equipo de Preferencias Personales).

En la misión Apollo 14 del 31 de enero de 1971, Stuart Allen Roosa, uno de los astronautas recuerda qué llevaban hacia la Luna:  "...monedas, estampillas, o parches de misiones. Al Shepard llevó bolas de golf. En la Gemini 3, John Young llevó un emparedado de carne en conserva." En otras palabras, nada de real importancia como un libro o un documento histórico.

La primera generación de árboles lunares

Pero Roosa ─que se quedó orbitando la Luna mientras los otros "aterrizaban" y exploraban la Luna─ escogió un grupo particular de artículos para llevar a la Luna: "Mi padre tenía afinidad por las actividades al aire libre," recuerda el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Jack Roosa, el hijo de Stuart. "Recordaba a menudo los altos pinos de Ponderosa de sus días de bombero forestal."  "Mi padre escogió árboles," dice Jack. "Era su forma de rendir tributo al Servicio Forestal de los EE. UU."

El Apollo 14 fue lanzado en la tarde del 31 de enero de 1971, en lo que fue la tercera jornada hacia la superficie lunar.  "El astronauta Stuart Roosa, antes bombero forestal del Servicio Forestal, llevó consigo semillas de árboles Pino Loblolly, Sycamore, Sweet Gum, Redwood, y Douglas Fir." Esa selección marcó la diferencia entre las otras "baratijas" de sus compañeros astronautas. La semillas de árboles son una forma de vida a la Luna y traerla de regreso.

Sorprendentemente, casi todas las semilla germinaron exitosa-mente, y el Servicio Forestal tenía entre 420 a 450 retoños en pocos años (algunos de esquejes).

A la derecha, un Sycamore (platanus occidentalis) plantado en la Semana de la Tierra, 1976, en los Jardín Botánico en Birmingham, Alabama.

Árbol Sycamore (platanus occidentalis) plantado en la Semana de la Tierra en 1976, en el Jardín Botánico de Birmingham, Alabama.
Placa rededicando la siembre de uno dela árboles lunares producto de las semillas que fueron llevadas a la Luna.

Una re-dedicación de uno de los Árboles Lunares por estudiantes del Campamento Koch en 1976.

Students rededicating a Moon Tree

Orgullosos estudiantes bajo la sombra de un Árbol Lunar.

The University of Arizona tree is a sycamore (platanus occidentalis) planted on 30 April 1976.

Árbol Lunar Sycamore (platanus occidentalis)  en la Universidad de Arizona plantado el 30 de abril de 1976.

Dedication of the Sycamore tree at Arizona University.

Dedicación del Árbol Sycamore en la Universidad de Arizona.

Otros árboles fueron plantados en  Brasil, Suiza, y regalados al Emperador de Japón, entro otros. Sin embargo, nunca se mantenido una lista ni un registro sistemático de la disposición de todos los árboles.

Cuando Roosa regresó a la Tierra, las semillas fueron germinadas por el Servicio Forestal de los EE. UU y lo que resultó son los llamados "Arboles Lunares". Uno de los árboles da sombra a la tumba de Roosa en el Cementerio Nacional de Arlington.  (American Moon trees en las capitales y campuses universitarios por toda la nación).

Segunda generación de Arboles Lunares

Astronautas retirados Vance Brand, asistido por Steve Schmidt, plantan una semilla traída de la Luna en 1971. El astronauta retirado de la NASA Vance Brand, (centro), asistido por Steve Schmidt, director de  NASA Dryden Aircraft Operations Facility y el Mayor James Ledford de la ciudad de Palmdale, Calif., plantan  un arbolito Sycamore de los "Arboles Lunares" en el AERO Institute en el Palmdale Civic Center. Ese pimpollo es de segunda generación de los de árboles de primera generación que fueron germinados de la semillas llevadas en la misión Apollo 14 a la Luna en 1971.

Pero, ¿hay árboles de verdad en la Luna?

Eso fue los un escritor renacentista pensaba, y escribió una historia exitosa sobre ello.

Domingo Gonzales flying to the Moon pulled by a flock of trained birds.Para el año 1638, un trabajo de Francis Godwin (1562-1633) fue publicado póstumamente. El título: The Man in the Moone, or a Discourse of a Voyage thither, by Domingo Gonsales (Hombre en la Luna, o narración de un viaje). La importancia de esta trabajo es que está entre los primeros escritores de ciencia-ficción  ─considerado como la primera pieza de ciencia-ficción de la literatura inglesa─  pero también entre los primeros defensores del Sistema Copernicano. Esta trabajo anónimo es narrado por un español llamado Domingo Gonsáles.

En esta historia, Domingo Gonsáles vuela a al Luna fijado a una bandada de pájaros adiestrados, donde encuentra una civilización de apacibles seres lunares.

De acuerdo a Godwin, la Luna se caracteriza por ser de terreno similar al nuestro pero magnificados: todo es diez veces, veinte veces, treinta veces más alto que lo nuestro, sus árboles son al menos treinta veces más altos, y más de cinco veces más anchos. La gente es la mayoría de las veces el "doble de alto", sus casas entre cuarenta cuartos y cincuenta pies de alto, las entradas, por lo menos, treinta pies de alto. Su príncipe, Pylonas, es el más alto entre ellos, son mentalmente dotados y viven mucho más [...] La Luna no es completamente oscura. Su lenguaje es parcialmente musical y difícil de aprender. No hay maldad y la comida crece por doquier. Las mujeres son tan hermosas que una vez un hombre conoce una, no quiere oír de las otras.

Pero gente que creía en vida, árboles y naturaleza en la Luna las hay de mucho más atrás que la de los tiempos de Godwin. Se dice que Anaxágoras y Demócrito creían que en la Luna habían montañas, valles y campos. Los pitagóricos creían que la Luna tenía árboles y animales quince veces más grandes que animales de la tierra, y que el color de la Luna era el mismo que el de la Tierra, porque estaba poblada y llena de gente como la nuestra en la Tierra.

E. Pérez
1/11